Alquimia

Intercambio de traumas

BLOG SALTO AL REVERSO

Al tope del espanto:
Madre.
No quiero
este mal menor,
ínfimo.

Cambio
la falta de ubicación.
¿Un ladrillo en la pared?
Afirmo.
Pregunto.

Vecino,
extranjero,
serás quien padezca
la obediencia activa y entusiasta.
Serás hijo.
No
Yo.

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s